Perjantai 21.9.2018
"
Herra, neuvo minulle tiesi, että noudattaisin sinun totuuttasi. Ps. 86:11

El Mayor en el Reino de Dios

en español 20.11.2013 08:22 | Siionin Lähetyslehti
Jesús había hablado a Sus discípulos sobre el duro camino de sufrimiento al que se enfrentaría, por la primera vez. Él tenía que ir a Jerusalén para sufrir mucho en manos de los ancianos de la nación, los sumos sacerdotes, y los escribas. Él tendría que morir, pero al tercer día, Él se levantaría de la muerte. El discurso de Jesús entristeció a los discípulos.  Pareciera un poco extraño, que poco después de esto, los discípulos comenzaron a preguntarle a Jesús, “Quien es el mayor en el reino de los cielos?”
El hombre es ambicioso y egoísta. Él quiere ser alguien importante y lucir mejor ante los demás. Esto fue claramente evidente entre los doce discípulos que Jesús escogió. De ellos, Pedro, Santiago, y Juan eran los más cercanos a Jesús. Fueron ellos quienes estuvieron junto a Él, un poco antes, en el Monte de la Transfiguración. Pero ni siquiera esto convenció que estos tres, o uno de ellos, sea el mejor y más importante de los discípulos. Esta es la razón por la cual le preguntaron directamente a Jesús.

Un Niño como un Ejemplo

Jesús respondió a la pregunta de los discípulos con una lección ilustrativa y memorable.  Le pidió a un niño venir al medio del grupo y dijo, “De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.”

Los discípulos discutieron las posiciones más altas en el Reino de Dios y se habían olvidado como una persona es preservada en este reino y algún día alcanza el cielo. Esto nos es muy familiar también para nosotros, los hijos de Dios de estos tiempos. Esta es la razón por la cual es necesario advertir que en el Reino de Dios, solamente hay viajeros en el camino estrecho, quienes creen de la gracia.

Jesús no pretende que los creyentes deben ser infantiles, pero que ellos tengan la mentalidad inocente que caracteriza a un niño. Un niño confía y encuentra seguridad en sus padres,  acepta el cuidado, el amor, el cariño, y la protección la cual recibe de sus padres y otras personas cercanas a el. Según la enseñanza de Jesús, un niño es un ejemplo de una persona creyente, incluso en nuestro tiempo. Él dijo, “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios” (Marcos 10:14).

Un Niño es el Mayor en el Reino de Dios

Jesús continuó su lección: “Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.” Volverse el mayor en el Reino de Dios significa pequeñez y humildad.

En los tiempos de Jesús, los judíos eran conocidos porque ellos presentaban sus propias virtudes y talentos jocosamente y toman gran orgullo en las mismas. Los griegos, en cambio, despreciaban la humildad. Jesús introdujo algo completamente nuevo: una persona no debe tratar de ser grande, sino que debería buscar el lugar de un niño! La inocencia infantil de un adulto es un misterio que pertenece al Reino de Dios. los pensamientos de Dios en estos asuntos son tan lejanos de los pensamientos humanos, como lo es el cielo de la tierra.

“Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe” (Mat. 18:5). Nosotros no siempre consideramos cuán importante es el asunto en cuestión, por ejemplo, el cuidado de un niño pequeño. Cuando recibimos a un niño en el nombre de Jesús, al mismo tiempo estamos recibiendo el mejor amigo de niños, el Señor Jesús.

El Juicio de la Piedra del Molino

Engañar y tentar a una persona inocente en el pecado es un asunto serio. Jesús dijo, “Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar” (Mat. 18:6). Esto es para que el incitador ya no siga tentando y engañando a los niños y a los inocentes a que salgan fuera del Reino de Dios.

Hijo de Dios, incluso ahora puedes sentirte jubiloso. Dios siempre cuida de los Suyos, incluso en medio de estos tiempos llenos de tanto engaño. Nosotros hijos de Dios tenemos nuestro propio Ángel de la guarda, quien nos protege todos los días de nuestras vidas (Salmos 34:7). El perdón de todos los pecados en el nombre y la sangre expiatoria de nuestro Salvador, todavía resuena desde el Reino de Dios. Aquel quien se humilla para ser como un niño inocente, este heredara el Reino de Dios.

Texto: Osvald Carlson
Publicado: Siionin Lähetyslehti 10/2001
Traducción: Duane Pirness, Natalie Niskanen

Tekstissä käsitellään seuraavia raamatunkohtia: Matt. 18:1–6
Julkaistu espanjankielisessä kieliliitteessä 11/2013.
 

Toim. Ari-Pekka Palola

Kristus on sama eilen, tänään ja iankaikkisesti

Kirja antaa tietoa vanhoillislestadiolaisen opetuksesta ja avaa sitä, mihin uskosta nousevat opinkäsitykset pohjautuvat. Artikkeleissa avataan myös käsitteiden merkityksiä. 

25 €


Toim. Hanna Aho ja Jouni Hintikka
 

Jaksanko luottaa? Ajankohtaista 2018

Jaksanko luottaa Jumalaan silloinkin, kun kaikki ympärilläni muuttuu ja oma elämä on kriisissä?
Vuosikirjassa 2018 käsitellään ajankohtaisia asioita uskon ja luottamuksen näkökulmasta.  

23 €

Liisa Louhisalmi

AATOKSEN SAIRAALAREISSU

Helppolukuinen lastenkirja, joka tutustuttaa lasta sairaalamaailmaan.

17 €

Toim. Eero Kukko ja Juha Paukkeri

ALKUSOITOT, SIIONIN LAULUT

Nuottikirja, joka sisältää alkusoiton jokaiseen Siionin lauluun. Alkusoittoja on 35 eri säveltäjältä. Kirja sopii kaikille seuroissa, kodeissa ja seurakuntatyössä näitä lauluja soittaville.

30 €

Toim. Annika Hintsala ja Jenni Hintsala

Heidän kanssaan kulje, kertomuksia nuorille

Kirja nuorista elämän murrosvaiheessa. Kertomuksissa käsitellään nuoren näkökulmasta uskoa, uskosta nousevia valintoja, omaa minuutta ja suhdetta toisiin ihmisiin. 

17 €

Mediatilan tähän myy Päivämiehen ilmoitusmyynti.
Ota yhteyttä:
pm.ilmoitukset@srk.fi