JavaScript is disabled in your web browser or browser is too old to support JavaScript. Today almost all web pages contain JavaScript, a scripting programming language that runs on visitor's web browser. It makes web pages functional for specific purposes and if disabled for some reason, the content or the functionality of the web page can be limited or unavailable.
Vieraskieliset / en espanol

“¿Qué es el mun­do?”

Siionin Lähetyslehti
Vieraskieliset / en espanol
26.9.2018 15.52

Juttua muokattu:

31.12. 09:28
2019123109282220180926155200

El co­no­ci­mien­to del mun­do em­pie­za des­de muy pe­qu­e­ño, el niño des­de muy temp­ra­no ya em­pie­za de ap­ren­der sob­re el mun­do. Y más tar­de el co­no­ci­mien­to sob­re el mun­do au­men­ta. Siemp­re me ha sorp­ren­di­do de que los pen­sa­mien­tos de los ni­ños muy pe­qu­e­ños ya son de­ma­si­a­do in­te­li­gen­tes. Has­ta se pu­e­de sen­tir en el­los an­gus­tia sob­re todo lo inc­reíb­le que pasa a su al­re­de­dor.

Cu­an­do se de­sar­rol­la el ce­reb­ro, todo pa­re­ce nu­e­vo y emo­ci­o­nan­te por­que por pri­me­ra vez el niño pien­sa y en­tien­de los fenó­me­nos que se en­cu­ent­ran al­re­de­dor de su vida.

Nun­ca po­de­mos mi­ni­mi­zar sus ex­pe­rien­ci­as. ¡Los ni­ños son in­te­li­gen­tes! To­dos los ni­ños pe­qu­e­ños tie­nen has­ta un in­terés cientí­fi­co.

Los ni­ños son tam­bién muy lis­tos, es­cuc­han y sien­ten los pen­sa­mien­tos y los sen­ti­mien­tos de los adul­tos. Los ni­ños son muc­has ve­ces aqu­el­los que en la fa­mi­lia son los más sen­sib­les – has­ta pu­e­den co­men­tar al­go si ven que los adul­tos tie­nen pre­o­cu­pa­ci­o­nes. Pero no­sot­ros los adul­tos ¿si fué­ra­mos in­te­li­gen­tes?

¿Podr­ía­mos ver los prob­le­mas de los ni­ños o los jóve­nes? Un cal­la­do e int­ro­ver­ti­do jo­ven tal­vez tie­ne muc­has pre­o­cu­pa­ci­o­nes o una car­ga pe­sa­da. ¿Te­ne­mos no­sot­ros los adul­tos su­fi­cien­te tiem­po y sen­si­bi­li­dad de ver su mun­do o sus pen­sa­mien­tos? Tal­vez de­ber­ía­mos ha­cer al­go jun­to con el jo­ven, ir a pes­car o al­go que el jo­ven em­pie­ce a con­tar sob­re sus asun­tos im­por­tan­tes.

Es im­por­tan­te que de­mos tiem­po para los jóve­nes. El jo­ven sien­te ne­ce­si­dad de con­tar sus co­sas.

Se dice, que los ni­ños son ciu­da­da­nos de rei­no de los cie­los, por su na­tu­ra­le­za. El niño con­fie­sa su fe con voz al­ta y qui­e­re con­fi­ar en Dios has­ta don­de los adul­tos ya no pu­e­den. Jesús nos puso como ejemp­lo la fe y la con­fi­an­za del niño.

En las tri­bu­la­ci­o­nes y las di­fi­cul­ta­des de la vida, es bien difí­cil de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des del niño y es­tar con­ten­to con la vida del día a día.

No­sot­ros sen­ti­mos que no so­mos ca­pa­ces de eso. Aun­que es al­go que nos in­ci­tan a ha­cer.

¡Vi­va­mos como los ni­ños, día a día, dan­do gra­ci­as por lo que te­ne­mos! ¡Dios nos ha dado una vida inc­reíb­le, una vida ex­qui­si­ta! Te­ne­mos de­rec­ho de es­tar muy sa­tis­fec­hos por nu­est­ras vi­das pro­pi­as y to­dos los pe­qu­e­ños re­ga­los y po­si­bi­li­da­des que nos trae la vida.

Las co­sas no tie­nen que ser al­go gran­de o fino. Una ma­ra­vil­lo­sa aven­tu­ra de la vida pu­e­de em­pe­zar en la pu­er­ta de nu­est­ra casa. Si tie­nes po­sib­le, lleva a un niño como guía para la aven­tu­ra.

Yo me he sorp­ren­di­do va­ri­as ve­ces de las ca­pa­ci­da­des de los ni­ños de gui­ar­me. En es­tas aven­tu­ras yo he ap­ren­di­do muc­ho de la vida.

Tex­to: Pek­ka Tuo­mi­kos­ki

Tra­duc­ción: A.M.

Jul­kais­tu es­pan­jan­kie­li­ses­sä nu­me­ros­sa 22.8.2018

12.7.2020

Jee­sus sa­noi Pie­ta­ril­le: "Sinä olet Pie­ta­ri, ja täl­le kal­li­ol­le minä ra­ken­nan kirk­ko­ni. Sitä ei­vät tuo­ne­lan por­tit voi­ta. Minä olen an­ta­va si­nul­le tai­vas­ten val­ta­kun­nan avai­met." Matt. 16:18-19

Viikon kysymys