JavaScript is disabled in your web browser or browser is too old to support JavaScript. Today almost all web pages contain JavaScript, a scripting programming language that runs on visitor's web browser. It makes web pages functional for specific purposes and if disabled for some reason, the content or the functionality of the web page can be limited or unavailable.
Vieraskieliset / en espanol

Los ser­vi­ci­os son ce­leb­ra­ci­o­nes

Siionin Lähetyslehti
Vieraskieliset / en espanol
26.9.2018 15.56

Juttua muokattu:

31.12. 11:03
2019123111033620180926155600

- ¡Paz de Dios! Me aleg­ra ver­te ya hace un lar­go tiem­po!

El vestí­bu­lo de la ig­le­sia evangé­li­ca-lu­te­ra­na en Zúrich, Sui­za está lleno de vi­si­tan­tes de los ser­vi­ci­os y en­cu­ent­ros fe­li­ces.

Las no­ve­da­des y los sa­lu­dos se in­ter­cam­bi­an en fin­landés, francés, inglés y alemán cu­an­do los crey­en­tes en Eu­ro­pa cent­ral están reu­ni­dos en los ser­vi­ci­os de Zúrich.

Un even­to so­ci­al im­por­tan­te

– Es ge­ni­al po­der can­tar him­nos y can­ci­o­nes jun­tos en los ser­vi­ci­os, o simp­le­men­te es­cuc­har a los ot­ros can­tar, dice An­ne Mic­hel, que vive con su fa­mi­lia en Sui­za y Fran­cia hace 8 años.

– Siemp­re se año­ra muc­ho los ser­vi­ci­os. Es tam­bién un even­to so­ci­al im­por­tan­te, cu­an­do se ve a ot­ros crey­en­tes, con­ti­nua.

Päi­vi Mei­er, que ha vi­vi­do más de 20 años en Sui­za, está fe­liz y ag­ra­de­ci­da de que Dios haya ent­re­ga­do su pe­qu­e­ñi­ta sión a Eu­ro­pa cent­ral.

- Es ge­ni­al que hoy en día se pu­e­de es­cuc­har los ser­vi­ci­os por in­ter­net, pero tam­bién es im­por­tan­te es­tar pre­sen­te en los ser­vi­ci­os.

¿Cre­cen los jóve­nes con sus raí­ces en el rei­no de Dios?

Päi­vi Mei­er cu­en­ta, como ha po­di­do co­no­cer a nu­e­vos crey­en­tes en los ser­vi­ci­os, y muc­hos de los crey­en­tes que vi­ven más tiem­po en Eu­ro­pa cent­ral tam­bién se han con­ver­ti­do en bu­e­nos ami­gos para el­la.

El­la con­si­de­ra los ser­vi­ci­os im­por­tan­tes par­ti­cu­lar­men­te para el for­ta­le­ci­mien­to de la fe pro­pia de los ni­ños y jóve­nes que vi­ven aquí y para sus raí­ces en el rei­no de Dios.

- Los ser­vi­ci­os son siemp­re una ce­leb­ra­ción para no­sot­ros.

Los dos Mei­er y Mic­hel están muy ag­ra­de­ci­dos por la SRK por en­vi­ar mi­si­o­ne­ros a Eu­ro­pa cent­ral para te­ner ser­vi­ci­os.

Vi­si­tan­tes de seis paí­ses

En Sui­za y Fran­cia se or­ga­ni­zan ser­vi­ci­os tres ve­ces al año, los fi­nes de se­ma­na, y los

mi­si­o­ne­ros vie­nen de la SRK.

Además de los ser­vi­ci­os de oto­ño en Zúrich, tie­nen ser­vi­ci­os de pri­ma­ve­ra en Fran­cia, y un cam­pa­men­to de na­vi­dad du­ran­te un fin de se­ma­na en un lu­gar al­ter­na­do en Sui­za.

Es­ta vez unos 50 in­vi­ta­dos en los ser­vi­ci­os vi­nie­ron de Sui­za, Fran­cia, Ale­ma­nia, Lu­xem­bur­go, Bélgica y Fin­lan­dia. Hab­ía fa­mi­li­as vi­vien­do ya más tiem­po en Eu­ro­pa cent­ral e in­mig­ran­tes por

tra­ba­jo, es­tu­di­an­tes de in­ter­cam­bio y crey­en­tes vi­si­tan­do Sui­za.

Ab­ra­ham se fue de su país na­tal

En los ser­vi­ci­os Pek­ka Kin­nu­nen dio un sermón sob­re Ab­ra­ham, que dejó su lu­gar de ori­gen y se fue ha­cia un nu­e­vo país. El tex­to bíblico trató la vida de muc­hos oy­en­tes, ya que muc­hos se han ido de su país de ori­gen.

Kin­nu­nen animó en su sermón a con­fi­ar en la ben­di­ción de Dios, la que tam­bién Ab­ra­ham ten­ía para su vi­a­je.

El ot­ro mi­si­o­ne­ro, Pent­ti Sau­lio con­ta­ba de Jo­sué.

- Al igu­al que Jo­sué, tam­bién de­ber­ía­mos ser obe­dien­tes al lla­ma­do de Dios cu­an­do nos mu­est­ra nu­e­vos paí­ses y ta­re­as.

Sau­lio re­cordó que to­dav­ía hoy po­de­mos con­fi­ar en el cui­da­do de Dios.

Es­pe­ran­za ce­les­ti­al en el evan­ge­lio

Des­pués de los ser­vi­ci­os, Pek­ka Kin­nu­nen dio una con­fe­ren­cia sob­re la vida y las eta­pas de la re­for­ma de Martín Lu­te­ro.

Al fi­nal de los ser­vi­ci­os, la ent­ra­da de la ig­le­sia se llenó de nu­e­vo con des­pe­di­das por par­te de vi­a­je­ros, así co­no­ci­dos como nu­e­vos ami­gos.

- ¡Ve­nid a vi­si­tar­nos! ¡En el cam­pa­men­to de na­vi­dad más tar­de nos ve­mos! ¡Paz de Dios!

Tex­to: An­ni­ka Ka­ris­to

Tra­duc­ción: H.H.

Jul­kais­tu es­pan­jan­kie­li­ses­sä nu­me­ros­sa 22.8.2018

1.4.2020

Her­ra, mi­nun Ju­ma­la­ni, ku­kaan ei ole si­nun ver­tai­se­si! Sinä olet teh­nyt suu­ria te­ko­ja, sinä ajat­te­let mei­dän pa­ras­tam­me. Ps. 40:6

Viikon kysymys