JavaScript is disabled in your web browser or browser is too old to support JavaScript. Today almost all web pages contain JavaScript, a scripting programming language that runs on visitor's web browser. It makes web pages functional for specific purposes and if disabled for some reason, the content or the functionality of the web page can be limited or unavailable.
« 1 ... 2 3 4 5 6 7 8 »

Al es­cuc­har la Pa­lab­ra de Dios

Vieraskieliset / en espanol24.11.2015 12.00

La Bib­lia co­mien­za con la his­to­ria en la que Dios crea el mun­do por Su pa­lab­ra. Jus­to en el prin­ci­pio Dios habló de la pri­me­ra pa­re­ja hu­ma­na, Adán y Eva. El ter­cer capí­tu­lo de la Bib­lia nos dice cómo el homb­re cayó en la ten­ta­ción de no oír la pa­lab­ra de Dios: “¿Con­que Dios os ha dic­ho: Vo­sot­ros no com­áis de todo árbol del hu­er­to” (Gen 3:1) Como con­se­cu­en­cia de la caí­da en el pe­ca­do, el homb­re pone en duda si la pa­lab­ra de Dios es ver­da­de­ra.

El Sig­ni­fi­ca­do de la Pa­lab­ra de Dios Leí­da y Pre­di­ca­da

Vieraskieliset / en espanol24.11.2015 12.00

El pri­mer Pen­te­costés cris­ti­a­no marcó un pun­to de inf­le­xión en la his­to­ria de la sal­va­ción. Jesús ab­rió las men­tes de los discí­pu­los para en­ten­der las Esc­ri­tu­ras. Las pro­fec­ías de las Esc­ri­tu­ras – la Ley de Moisés, los lib­ros de los pro­fe­tas, y los Sal­mos – y la pro­me­sa dada por Jesús a sus discí­pu­los fu­e­ron cump­li­das en el der­ra­ma­mien­to del Espí­ri­tu San­to. A los discí­pu­los se les dio una ta­rea: “que se pre­di­ca­se en su nomb­re el ar­re­pen­ti­mien­to y el perdón de pe­ca­dos en to­das las na­ci­o­nes, co­men­zan­do des­de Je­ru­salén.” (Luc. 24:47)

La Fe vie­ne del oír

Vieraskieliset / en espanol24.11.2015 12.00

Muc­hos miemb­ros del pu­eb­lo de Is­ra­el es­cuc­ha­ron las en­se­ñan­zas de Jesús, pero no ac­tu­a­ron con­for­me a el­las. En el­los se hizo cier­ta la pro­fec­ía del pro­fe­ta, cu­an­do dijo “con los oí­dos oy­en pe­sa­da­men­te, y han cer­ra­do sus ojos; para que no vean con los ojos, y oi­gan con los oí­dos, y con el co­razón en­tien­dan, y se con­vier­tan” (Ma­teo 13:15). La pa­lab­ra que no es­cuc­ha­ron no les llego al co­razón. Es­cuc­har la bu­e­na nu­e­va no fue de pro­vec­ho para el­los, ya que no la crey­e­ron (Heb­re­os 4:2)

Tie­nen a Moisés y a los pro­fe­tas

Vieraskieliset / en espanol24.11.2015 12.00

La gen­te casi siemp­re ha qu­e­ri­do aso­ci­ar la fe con al­go es­pe­ci­al y mi­lag­ro­so. Los Fa­ri­se­os y Sa­du­ce­os ped­ían que Jesús les die­ra una se­ñal del cie­lo (Ma­teo 16:1). Los Co­rin­ti­os most­ra­ron una ap­re­ci­a­ción equi­vo­ca­da al don de hab­lar en len­gu­as (1 Co­rin­ti­os 14). En co­mu­ni­da­des re­li­gi­o­sas mo­der­nas, la gen­te se en­fo­ca en la sa­ni­dad de en­fer­mos y aun a ve­ces in­ten­tan re­su­ci­tar a los mu­er­tos. Pa­re­ce ser que no hay muc­ha gen­te que aun acep­ta La Bib­lia como la única y su­fi­cien­te base de su fe.

La Pa­lab­ra de la Re­ve­la­ción de Dios, la Bib­lia, en Nu­est­ro Tiem­po

Vieraskieliset / en espanol24.11.2015 12.00

La pre­gun­ta sob­re Dios es la pre­gun­ta más im­por­tan­te en la vida hu­ma­na. Pero no hay una ha­bi­li­dad hu­ma­na que pu­e­de ay­u­dar­nos a co­no­cer a Dios. Nos hace fal­ta la ca­pa­ci­dad de pen­sa­mien­to, emo­ción, o vo­lun­tad para co­nec­tar­nos con Él. “Ver­da­de­ra­men­te tú eres Dios que te en­cub­res, Dios de Is­ra­el,” ad­mi­tió el pro­fe­ta del An­ti­guo Tes­ta­men­to (Isa. 45:15).

Sob­re la base de una base sólida

Vieraskieliset / en espanol24.11.2015 12.00

El mi­nis­te­rio público de Jesús co­menzó des­pués de su bau­tis­mo en el Jordán por Juan el Bau­tis­ta. Es­ta oca­sión fue pre­sen­ci­a­do por Dios en el cie­lo: “Es­te es mi Hijo ama­do; a él oíd” (Ma­teo 3:17). Des­pués de su bau­tis­mo Jesús fue al de­sier­to para pre­pa­rar­se para su mi­nis­te­rio. Él ay­unó du­ran­te 40 días, y des­pués de es­to, el ene­mi­go tentó Jesús, que tie­ne hamb­re, de muc­has ma­ne­ras. Jesús se de­fen­dió del ene­mi­go por re­ci­tan­do la pa­lab­ra de Dios en las Esc­ri­tu­ras. Él fi­nal­men­te se alejó del ene­mi­go, y los ánge­les vi­nie­ron a ser­vir­le.

Hab­le­mos Pa­lab­ra Que Sea Bu­e­na Para La Edi­fi­ca­ción Ne­ce­sa­ria

Vieraskieliset / en espanol11.5.2015 15.33

El en­fo­que prin­ci­pal de la car­ta a los Efe­si­os es el de dar­le im­por­tan­cia a la uni­dad y ar­mon­ía Cris­ti­a­na, por lo que el esc­ri­to nos da una se­rie de con­se­jos prácti­cos. La ma­yor­ía de las ex­hor­ta­ci­o­nes de Pab­lo son cla­ras: Hab­lad ver­dad, evi­ten ri­ñas, pa­lab­ras cor­rom­pi­das, y quí­ten­se de vo­sot­ros toda amar­gu­ra, eno­jo, ira, gri­ter­ía, ma­le­di­cen­cia y toda ma­li­cia.

El ma­yor es el amor

Vieraskieliset / en espanol11.5.2015 15.30

“Un man­da­mien­to nu­e­vo os doy: que os am­éis unos a ot­ros; como yo os he ama­do, que tam­bién os am­éis unos a ot­ros. En es­to co­no­cerán to­dos que sois mis discí­pu­los, si tu­vie­reis amor los unos con los ot­ros” (Juan 13: 34-35).

Los do­nes del Espí­ri­tu San­to

Vieraskieliset / en espanol11.5.2015 15.28

La ter­ce­ra per­so­na de la Tri­ni­dad de Dios es el Espí­ri­tu San­to, que es el Espí­ri­tu de Dios Pad­re y Je­suc­ris­to. Cu­an­do Jesús y Sus discí­pu­los se jun­ta­ron por última vez, El pro­me­tió man­dar a Su San­to Espí­ri­tu, para dar for­ta­le­za y con­su­e­lo (Juan 14:26).

El perdón trae la paz

Vieraskieliset / en espanol11.5.2015 15.26

En el pri­mer día de la se­ma­na, Mar­ía Mag­da­le­na fue a la tum­ba de Jesús en el crepús­cu­lo de la ma­ña­na. Hab­ía en­cont­ra­do una tum­ba vac­ía. La pied­ra hab­ía sido tras­la­da­da des­de la aper­tu­ra de la tum­ba. Mar­ía fue a de­cir a los discí­pu­los de es­te. Ped­ro y los ot­ros discí­pu­los se ap­re­su­ra­ron a la tum­ba de Jesús. Vie­ron de la que Mar­ía hab­ía dic­ho (Juan 20: 1-9).

« 1 ... 2 3 4 5 6 7 8 »
4.12.2020

Si­nun puo­lee­si, Her­ra, minä kään­nyn. Ju­ma­la­ni, si­nun apuu­si minä luo­tan.

En­hän luo­ta tur­haan, et­hän an­na vi­hol­li­sil­le­ni sitä rie­mua, et­tä he voit­ta­vat mi­nut! Ps. 25:1–2

Viikon kysymys

Viikon kysymys